Historias de Éxito

Buscar mi futuro

julio 11, 2019

Una vecina motivo a Manuel de 20 años a participar por una beca en computación y tecnología ofrecida por Acción Joven, un programa implementado por Fundación Paiz dentro del marco del Proyecto CONVIVIMOS “Fuimos cinco patojos de la cuadra a la convocatoria” afirma Manuel.

Verónica aplicó a Acción Joven, mas nunca esperó que le llamaran ya que había un límite de participantes y eran muchos los que estaban aplicando por una oportunidad en la formación técnica que ofrecía el proyecto.

Un campo de tierra, una refacción a medio comer, y un par de balones recuerdan los campos de una escuela de Mixco en donde los días sábados se llenaba de voces, voces que eran tomadas en cuenta, ideas vagas, ideas concretas, ideas que salían de jóvenes que sábado a sábado aprendían que valían todo, que eran líderes, jóvenes que dejaron lecciones de vida a los que confiaron en ellos.

Le llaman Pam, pero su nombre real es un misterio. Vive en la Verbena. Es una mujer joven y seria, que no suele levantar la mirada ni siquiera cuando habla.

Rosario vive en la colonia Colom Argueta, en la zona 3 de la Ciudad de Guatemala. Frente al relleno sanitario, el vertedero más grande del país: recibe más de 1 mil toneladas de basura al día y su extensión es de más de 20 estadios de fútbol.

Entre los niños que participaron se encontraba David (nombre ficticio), un niño que al inicio del ciclo escolar, en enero, se mostraba retador, con un carácter agresivo pasivo, características que evidencian carencias de atención y afecto.