Procesos de formación para “Orientadoras Legales”, metodologías efectivas para prevenir la violencia entre mujeres vulnerabilizadas
ORIENTADORAS LEGALES 4

Procesos de formación para “Orientadoras Legales”, metodologías efectivas para prevenir la violencia entre mujeres vulnerabilizadas

Mujeres de las zonas 3 y 7 del Municipio de Guatemala capacitadas como Orientadoras Legales, asumen el compromiso de brindar acompañamiento a otras mujeres sobrevivientes de violencia basada en género.

Tomasa es una lideresa comunitaria que vive en la Colonia El Universo, en El Granizo 3, en la Zona 7 de la Ciudad de Guatemala. Esta colonia se caracteriza por su topografía en forma de cono y estar situada varios metros por debajo de la superficie, razón por la cual los vecinos le llamaron “El Universo”.

Las condiciones socioeconómicas de sus habitantes, limitados al acceso a servicios básicos, ha incentivado a la comunidad a buscar formas de organización y subsistencia. En donde Doña Tomasa junto con otras mujeres, han desempeñado un rol clave, ideando mecanismos para facilitar el acceso de comida y artículos de primera necesidad a las familias que viven en esta Colonia.

Los altos niveles de pobreza del lugar, favorecen el desarrollo de espacios vulnerables al consumo de drogas y distintos tipos de violencia entre los mismos integrantes de El Universo. Mujeres como Tomasa, son quienes inyectan positivismo y esperanza a la Comunidad.

Tomasa participó en un proceso formativo que brindó información y apoyo a sobrevivientes de violencia basada en género. Este proceso formativo inició en enero de 2017 y es parte de un proyecto implementado por el Centro de Investigación, Capacitación y Apoyo a la Mujer (CICAM).

CICAM trabaja en conjunto con la Municipalidad de Guatemala desde 2014 promoviendo espacios libres de violencia en comunidades vulnerables y que presentan altas tasas de crimen.

CICAM estableció una alianza con el Proyecto de Fortalecimiento Comunitario -CONVIVIMOS-, liderado por Mercy Corps, con el apoyo de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, por sus siglas en inglés (USAID). CONVIVIMOS aborda las causas y consecuencias de la violencia en 115 comunidades de seis municipios del departamento de Guatemala.

El curso para “Orientadoras Legales” en el que Tomasa participó, se llevó a cabo en las zonas 3 y 7 de la Ciudad de Guatemala con la asistencia de 440 mujeres. La formación se enfocó en proveer información y herramientas a éstas mujeres para que puedan acceder al apoyo y la justicia y conectarlas con las instituciones públicas para reducir el riesgo de experimentar actos de violencia en un futuro. Esto incluyó proporcionar a las participantes información sobre derechos humanos de las mujeres y niñez y su derecho a vivir una vida libre de violencia.

Con emoción Tomasa afirma: “Como mujer fui empoderada con la visión de ayudar a otras mujeres que sufren de violencia y por no tener orientación lo soportan”

Tomasa y las otras participantes, aprendieron sobre los protocolos de denuncia, el Modelo de Atención Integral para las Víctimas de Violencia Sexual y Violencia Contra la Mujer, iniciativa coordinada entre el Ministerio Público y la Policía Nacional Civil, enfocado en brindar atención a víctimas de hechos violentos.

Orientadoras Legales son reconocidas tras concluir el proceso de formación.

Como parte de los procesos de formación de CICAM, Tomasa fortaleció su liderazgo, sumando a sus capacidades: “Yo conseguí a 2 dos niñas, una vecina y su nieta y ellas a otras mujeres, de mi grupo 8 empezamos y 8 terminamos, ahora ya conocemos nuestros derechos y los podemos ejercer, antes no lo sabíamos ahora ya  nos cambió la vida porque tenemos contacto hasta con la municipalidad, contamos con la Policía y con instituciones que ayudan a las mujeres”. 

Un factor clave en las capacitaciones de CICAM con las orientadoras legales, fue proveerles las competencias y herramientas para guiar a otras mujeres en los procesos de denuncia y atención por parte de las instituciones de gobierno. Esto comienza al entender que la violencia contra las mujeres y los niños nunca es culpa de la víctima.

Los servicios de prevención accesibles y receptivos para las personas sobrevivientes de violencia aumentan la resiliencia de la comunidad y la cohesión social. El apoyo a los sobrevivientes de violencia basada en género, reduce la probabilidad de experimentar violencia en el futuro. Las personas de estas dos áreas urbanas de la Ciudad de Guatemala, ahora tienen una mayor comprensión de los servicios disponibles para víctimas sobrevivientes de violencia y pueden acceder a ese apoyo.  Las mujeres como Tomasa, capacitadas por CICAM han demostrado el compromiso por brindar acompañamiento a otras mujeres sobrevivientes de violencia basada en género, ayudándoles a romper el ciclo de la violencia. Por su parte, la Municipalidad de Guatemala, también ha manifestado su apoyo en proveer servicios de prevención de violencia y dar seguimiento al trabajo de las orientadoras legales, lo cual es un paso importante para la institucionalización de este proceso.

En Conmemoración del Día Internacional de la Mujer, es importante resaltar y reconocer la perseverancia y contribuciones de las mujeres comprometidas por el respeto y la lucha por los derechos de todas las mujeres en todos los espacios y ámbitos de la vida.

/ Artículos

Compartir el Post

Acerca del autor

Comentarios

No comment yet.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *